Entrevista con Félix de Azúa

This post is also available in: Inglés

¿Cuál es el sentido de la vida?

La cuestión tiene dos partes. Una, las convicciones personales, que no son relevantes pero aquí pueden tener algún interés para entender porque diré lo siguiente: mi opinión personal es que no hay sentido, ni en el universo ni en los humanos ni en las sociedades. El problema del sentido es un problema de interacción lingüística y, por lo tanto, de creación social, pero no hay un sentido por encima de la pura creación de sentido constante. Eso como convicción personal. Lo que suelo decir muy a menudo es que las grandes maquinarias de creación de sentido que hemos construido los humanos, que son religión, filosofía y ciencia (no los distingo, los pongo juntos siempre, me parece lo mismo) y arte. Estos tres. No veo que haya más, en producción de sentido. Son tres grandes máquinas que han ido perdiendo fuerza, ralentizándose y están al borde de detenerse. La religión, desde luego. Siempre me refiero a la sociedad occidental y a los países avanzados. La religión ha desparecido, tiene una función privada. Una función privada, prácticamente como la sexualidad. Es decir, uno no se debe meter en si alguien es homosexual, zoófito, coprofílico, etcétera. De la misma manera, uno no se debe meter en si otro es budista, islamista, etcétera. La religión ha desparecido de lo real, del impacto que pueda tener sobre lo real. No ha desparecido ni de los países islámicos ni de Israel, donde todavía el elemento religión tiene una función legislativa, interviene en la sociedad. En las nuestras, ya no. Así, la primera gran máquina de creación de sentido a nosotros ya no nos sirve como mecanismo de creación de sentido, La segunda, filosofía-ciencia, por un lado, la filosofía, así llamada filosofía, también está desapareciendo, en el sentido de que ya sólo hay profesores de filosofía pero no filósofos. Hay universidades como almacenes que venden el producto filosofía, lo cual no quiere decir que eso sea filosofía. Incluso los últimos filósofos, Heidegger, etcétera, abominan de la palabra filósofo. Heidegger decía que no le llamaran filósofo, que le llamaran pensador. ¿Ciencia? La ciencia, qué voy a decir, se ha convertido en una especie de efecto de atracción de inversiones a través de enormes compañías. Lo que funciona como ciencia, Hawkins, etcétera, son efectos mediáticos. Ciencia real y verdadera, en el sentido clásico de la palabra, no sabemos si hay. Es casi imposible coordinar los diferentes departamentos para crear visiones unitarias. Y arte lleva el mismo camino. El camino no sólo de desaparecer sino un poco de convertirse en la representación de su propia desaparición. Si estos tres grandes mecanismos acaban deteniéndose, estaremos viviendo por primera vez en una sociedad que no tiene recursos de significación, recursos de sentido. Y ahí se abre una incógnita apasionante. El experimento de vivir en una sociedad que no sólo carece de sentido o significaciones sino que en cierto modo se sustenta sobre eso, una sociedad asumidamente nihilista, es un experimento fantástico. Nosotros ya no lo pillaremos, pero a mí me parece de lo más interesante, No hablo nunca de estas cosas con nostalgia, en absoluto. No sé como será, será un mundo durísimo, sin la menor duda, pero muy interesante. Recordáis que fue Nietzsche quien dijo que el pensamiento de la desaparición del sentido, es el pensamiento más pesado. El que puede llegar a aplastarte. Ése es el desafío ahora, el desafío es ese: ¿Podemos o no podemos subsistir por nosotros mismos, sin ayudas externas?

¿Es posible el conocimiento? ¿Qué es?

Por un lado, por supuesto que hay conocimiento. O hay algo a lo que llamamos conocimiento. Por otra parte, que lo que conozcamos sea lo real es un problema gravísimo. Problema grave quiere decir simplemente que ésa es la historia de la filosofía de occidente: la determinación de qué demonios es lo real. Por otra parte, no sabríamos ahora mismo si cuando hablamos de lo real estamos hablando en un sentido científico, es decir, ¿a qué llama realidad la ciencia? ¿A lo falsable, simplemente? ¿A unos enunciados falsables? ¿O a qué llama realidad la pura estructura lingüística que puede ser redundante? En fin, que la definición de lo real tiene sus problemas. Si apartamos lo de realidad, estamos apartando también lo de verdad. Ése es el problema más grave. Pero, queda entonces el conocimiento como conjunto de elementos que nos permiten vivir socialmente a partir de unos consensos, en cierto modo, autoritarios. Es decir: que los asumimos todos y el que no asume está loco y es apartado de la tribu. Por ejemplo, si alguien plantea seriamente que la Tierra es plana va a tener problemas. Si lo plantea seriamente, si sólo lo dice en una reunión de la oficina no le pasará nada, pero si lo hace en un artículo en El País, muy serio, diciendo “todos están equivocados, la Tierra es plana”, éste tendrá problemas. Yo llamaría conocimiento simplemente a eso. Supongo que es insuficiente, pero es con lo que me resigno.

Eso daría pie a los creacionistas a proponerse como conocimiento.

Sí, pero se han pegado una torta tremenda. Es un caso típico, como lo de la Tierra plana. Salen unos tíos y dicen que el mundo lo ha creado Dios. Se dan una torta tremenda. Que tengan éxito, por decirlo así, popular, no me cabe la menor duda. En Estados Unidos, en las encuestas, el 80% cree en el paraíso. Eso no lo vamos a evitar jamás. Cuando hablamos de conocimiento hablamos de conocimiento para gente que está interesada en el conocimiento. El populus, la masa, no está interesado en el conocimiento, está interesado en las creencias. El conocimiento nos interesa a unos cuantos. En el grupo este de gente que está interesado en el conocimiento, que alguien defienda que el cosmos lo ha creado Dios lo invalida a sí mismo. El otro día leí una entrevista con este físico catalán que se llama Jou (claro, no es un físico; es un catalán que es físico, lo cual lo distingue enormemente del resto de los físicos) y como era de esperar en un físico nacionalista, cree en Dios. Y lo decía en la entrevista. Yo pensaba: claro, si un físico cree en Dios está invalidado como científico. No puede ser científico. En todo caso debería callarse: debería ser hipócrita y creer en Dios como quien tiene un vicio particular. Como si fura heroinómano. Porque ¿si cree en dios cómo va a ser físico? Hay una incompatibilidad absoluta. Él a lo mejor no se da cuenta pero es absolutamente imposible defender la Física actual y la existencia de Dios. Eso, en según qué sociedades, como la catalana, no importa.

Hay un mundo externo al sujeto?

Que lo hay es indudable. Los ingleses, con la analítica, llevan luchando siglos con el problema sujeto-objeto. Cuerpo-mente. Mind-body. Que hay algo externo es evidente, lo que pasa es que nosotros formamos parte de esa externalidad. Somos un bicho raro que puede considerarse a veces interno y a veces externo. Que formamos parte de la externalidad no quiere decir que creamos en que hay algo externo sino que, por ejemplo, yo puedo comprarme un hígado. Eso es formar parte de la externalidad. Empezamos a formar parte de la externalidad, a partir de la anatomía comparada, cuando los humanos, en tanto que simios, pasamos a formar parte de la animalidad real. Con Darwin, con Cuvier, pasamos a ser animales de verdad. Pasamos a la externalidad. Un cristiano del siglo XI no estaba en la externalidad. No existía la externalidad. Vivía en un universos absolutamente holístico y espiritual. Creyera o no creyera en Dios. ¡Ojo! Porque no se trata de creencias individuales, se trata de creencias estatales, sociales. A lo mejor en el siglo XI había alguien que no creía en Dios, pero es imposible saberlo. Y si lo hubo duró poco. Si alguien s enteró, desde luego, lo pelaron. Para nosotros es lo mismo: la externalidad ya forma parte de nosotros; somos externalidad y, por lo tanto, la internalidad, esa vieja subjetividad romántica, ha quedado muy dañada, en el sentido en que buena parte de la filosofía actual puede negarla y decir “no, no existe tal cosa como la internalidad”, el sujeto. Toda la escuela francesa, de Foucault en adelante, niega la existencia del sujeto, en el sentido en que no existe lo humano. El posthumanismo, el nihilismo, insisto, sobre todo, francés, que es el más coqueto, por decirlo así, plantean claramente que nosotros somos ya posthumanos. No somos humanos. Si no somos humanos, la división interno-externo sufre un ataque muy fuerte.

¿Qué es la conciencia?

Por conciencia, distinguiría dos cosas. La conciencia moral es simplemente la moral. Y entonces, la palabra conciencia puede salir ahí en un momento de despiste, pero la moral es la moral y se puede llamar conciencia moral en el sentido de que eres consciente de tu moralidad. Pero por conciencia yo entiendo simplemente el conocimiento de la muerte. Llamaría conciencia estrictamente a esa posibilidad que tiene un punto, una minúscula parte del cosmos, que tiene conciencia de su propia desaparición, a lo que llama muerte y que no la identifica con la aniquilación. Un gato se muere y los pelos van a parar a la queratina, gran parte del cuerpo es carbono, hidrógeno, oxígeno, y desparece. Se aniquila. Allí donde hay conciencia, aparece esa idea rarísima: que no, que la muerte no es una aniquilación. Y por lo tanto, desde el hombre de las cavernas, se reserva el cadáver. Se guarda el muerto. Se le entierra. Como hay conciencia de muerte, a partir de ese momento hay conciencia de inmortalidad. Desgraciadamente lo uno lleva a lo otro, es imposible que lo uno no traiga lo otro. De ahí surge todo ese constructo del que hablábamos antes, el constructo del sentido. Pero es verdad que sólo los humanos tenemos conciencia de muerte. No hay absolutamente nada más en el cosmos que la tenga. Eso ¿qué es? Después de 30 años de leer a los filósofos no lo sé. Creo que nadie lo sabe. Los filósofos más arriesgados, lo que dicen es que no hace falta saberlo. Por ejemplo, buena parte de la escuela inglesa, toda la descendencia de Wittgenstein, señala que el problema no es el qué sino el cómo, el dónde. Ocupémonos de cuestiones lingüísticas, pero qué sea la conciencia no es una pregunta filosófica, es una pregunta de otro orden y por lo tanto no debemos plantearlo. No puede ser jamás científica esa pregunta. Y es posible que sea una pregunta que nos determina como esa especie rara que somos los humanos y que simultáneamente nos haya llevado a donde nos ha llevado, es decir, que en cierto modo todo sea el puro efecto de esa cuestión. Y entonces puede aparecer Freud y decir, ¡Uy, ahora se lo explico yo enseguida, mire: esto es el producto de…” Y entonces te da un esquema técnico, compuesto por nociones, que se supone que son los constructores de la conciencia. Claro, es muy seductor, pero finalmente vuelve a ser un amasijo de palabras que se sostienen entre sí por su credibilidad, es decir, por su capacidad y que puedes tomarlas o dejarlas. No hay mucha diferencia con las proposiciones hegelianas que son la misma armazón lingüística que conducen directamente a la inmortalidad. Hegel lo que finalmente promete es la inmortalidad. No exactamente la inmortalidad sino la superación de la idea de muerte. Freud a su manera viene a hacer lo mismo. Resumiendo: por una parte yo llamaría conciencia estrictamente a ese problema, al problema de la invención de la muerte y la inmortalidad y luego a todas las consecuencias que ello trae consigo.

¿Qué es la vida?

Nosotros sabemos que biológicamente, evolucionamos a partir de un primate. Pero no sabemos en absoluto en qué consistes esa evolución desde el punto de vista mental. Vemos el dibujito, porque prácticamente lo que entendemos es la película, vemos pues el dibujito darwiniano, el mono que se va levantando y que acaba con corbata y con una samsonite. Y entendemos la película. Una película que es muy convincente. Ahora, realmente ¿qué quiere decir? Si te paras un poquito a pensar y dices “voy a olvidarme del símbolo, voy a olvidarme de la representación artística” y preguntar ¿Qué demonios quiere decir esto? En el libro Autobiografía sin vida empiezo por ahí. Empiezo por decir: a ver, hay algo que no está bien explicado, Los primeros signos que tenemos de humanidad son los pequeños trazos sobre hueso de reno y las cuevas, las pinturas prehistóricas. Tienen 30.000 años de edad que es la edad de lo que consideramos más o menos humano. Hay un tipo de humanidad anterior, antropológica, la humanización de hace 500.000 años, Atapuerca todavía va más para atrás, pero no sabemos nada en el sentido de que puede ser que estén en el estadio del bios puro. Por ejemplo, ahora han descubierto que eran caníbales, lo cual ha producido un cierto pasmo. Digamos que podemos asegurar que hay humanidad a partir de que hay unos signos, hay una simbolización, hay enterramientos, hay un cierto cuidado del cuerpo, en el sentido de la mente. El cuerpo y la mente están en un intercambio que permite decir que el primero no se ha muerto del todo, que es un tránsito o lo que sea. No sabemos lo que es, pero por si acaso lo guardamos. En ese momento, desde luego, ha representación. Problema: los caballos de la cueva de Chouveux, que es por donde empieza el libro, son perfectos. Perfecto quiere decir no sólo que su realización técnica es perfecta, que ya es un misterio, porque no hay ejercicios preparatorios, no tenemos la menor documentación de gente que aprendiera a dibujar caballos. Técnicamente ya son perfectos. Pero eso no sería un problema. El problema es que son perfectos desde el punto de vista de la representación. Tú ves esos caballos están vivos, esos caballos son verdaderos, no tienen la menor diferencia con los caballos de Velásquez, incluso pueden ser mejores. ¿Cómo se explica que aquellos primates evolucionados que vivían en cueva produjera eso? ¿Qué mente hay que ponerle a ese primate hirsuto y que se parece a un simio, si uno mira esos caballos? Este es un problema gravísimo que, a mi entender, ha quedado enterrado por el progresismo burgués revolucionario. La idea de progreso, y la película de Darwin lo representa estupendamente: hay un progreso, pues la idea de progreso que ha sido la de la burguesía que reemplaza a la aristocracia hasta el día de hoy. Es decir, todavía hoy, a pesar de que están todo el día hablando mal de la burguesía, por desdicha, todos los progresistas no son otra cosa más que burguesía. No pueden ser otra cosa. La idea de progreso es la idea burguesa par excelence. No podría haber burguesía sin progreso, no puede haber progreso sin burguesía. La noción de progreso. Y esa noción ha destruido la posibilidad de que pensemos con seriedad cosas como ésta. No podemos pensar que el hombre de las cavernas a lo mejor era exactamente igual sino mejor que nosotros. Y que aquella vida podía ser perfectamente vivible sino más vivible que la nuestra. Eso está prohibido. Está prohibido por aquello que hablábamos antes: el conocimiento compartido. Y si tú dices: ¡Quá maravillosa sociedad y qué bien vivían los feudales y labriegos en el siglo XII” se te echan encima las fuerzas vivas. Porque jamás han pensado esa posibilidad, está prohibido pensarla. Sólo unas cuentas voces ha veces han dicho: “Oiga, cuidado, porque a lo mejor sí que vivían objetivamente mejor”.

Mejor pero menos.

Una de las cosas típicas de la idea de progreso es que aumenta el número de años. La vida. Sobre esto hay que hacer correcciones inmediatas. Primero: tampoco se sabe muy bien. Las mediciones de las edades son extraordinariamente curiosas. El subjefe de Atapuerca tiene un libro sobre los neandertales de Atapuerca con un capítulo dedicado a esto. A ver, esto de la edad, Él es un científico, no es un ideólogo. Y con los datos que se tienen, la pirámide de edad de los prehistóricos, no era tan distinta de la nuestra. Lo que pasa es que eran menos. Eran muchísimos menos. Es algo que te sorprende mucho cuando lees a los clásicos. Los griegos, por ejemplo. Cuando hablan de un anciano es realmente un anciano. Es decir, la gente llegaba a los 80 años perfectamente. Dices, ¿cómo puede ser si la esperanza de vida son 40? Tendrían que pegar un salto de los 40 a los 80, y no. Hay ancianidad normal. El Senado romano. Pero aún suponiendo que se nos haya alargado la vida, por ejemplo, con respecto a nuestros abuelos, que ya sería mucho, las correcciones son: Uno: ¿a costa de qué? La penicilina. La penicilina, efectivamente, consigue que sobrevivan muchos recién nacidos y que los viejos vivan más. Lo cual provoca, por una parte, en nuestras sociedades, unos problemas estructurales, económicos, gigantescos, pero en otras, como la africana, la pura y simple destrucción. Las sociedades africanas, eso sí está bien estudiado, antes de la colonización, es decir, antes de la llegada de la penicilina y de la quinina y de estas cosas, tenían un crecimiento orgánico. Un crecimiento ecológico, biológico. Morían y nacían de una manera equilibrada, sin necesidad de que nadie interviniera. Los recursos eran los que marcaban la gente que tenía que vivir y la que tenía que morir. A partir de la entrada de esos elementos, el crecimiento ha sido gigantesco y han empezado las hambrunas. Pero no hambrunas de que se mueran dos o tres mil personas en una zona; hambrunas de 40.000 o 50.000 muertos o 200.000 o 300.000. Es decir, que se aumenta la esperanza de vida de unos cuantos y se reduce la de otros. Eso, por un lado, el cuantitativo, Por el otro, el cualitativo, recuerdo siempre la perplejidad de Javier Echevarría, cuando trabajaba en Leibniz, en la parte de matemáticas de Leibniz, (forma parte de la sociedad de investigadores que están en la sociedad Leibniz de Hamburgo), y allí tiene una biblioteca donde están los escritos de Leibniz, en vivo y en directo. Están los verdaderos, todos a mano. Y es donde trabajan ellos a ver lo que se puede rescatar. Y me decía: “sólo escribiendo lo que hay allí, nosotros consumiríamos tres vidas. Un equipo de 50 personas estamos trabajando sólo sobre los manuscritos matemáticos, que ocupan, nada, una octava parte del conjunto, levamos 10 años y no vamos ni por la mitad”. Este tipo de efectos lo vemos en la casi totalidad del siglo XVIII. ¿Cómo era posible una producción tan gigantesca en los monasterios medievales, en los grupos humanistas renacentistas, en la ciencia del Barroco, en la ciencia del siglo XVIII? En Oxford yo trabajaba en la Voltaire’s room, que es donde está toda la obra de Voltaire, y pensaba lo mismo: “Esto, no te da tiempo de escribirlo, Si yo ahora tuviera 7 años y me pongo a escribir empezando por el primer volumen, cuando llegue al último tendré 130 años”. O sea, los registros de edad y lo de la ampliación de edad, lo tengo por poco significativo. Un poco como la altura. Es verdad somos más altos, un poco, nosotros que nuestros abuelos, que los españoles de los años 40,. Somos más altos. ¿Eso nos da alguna ventaja, es realmente progreso?

Algunos autores, como Marvin Harris, sostienen que en las sociedades prehistóricas se trabajaba mucho menos.

Es lo que pasó, y tenemos toda la documentación, con las sociedades indias cuando llegaron los conquistadores españoles. Avanzo una cuestión, yo soy de los partidarios de la conquista española en contra de la conquista anglosajona. La conquista anglosajona consistió en matarlos a todos y la nuestra consistía en follarse a todas las indias. Me parece preferible. Desde un punto de vista filosófico. En parte, las barbaridades que se hicieron, creo que estaban provocadas porque se dieron cuenta de que otra vida era posible. Si hubieran encontrado allí unas sociedades cadavéricas y destruidas, no hubiera pasado esto. En México, Cortés sí se encontró con pueblos arruinados y en una situación precaria. Y gracias a eso conquistó México, porque todos esos pueblos se unieron a ellos en contra de los Aztecas, que eran unas malas bestias nazis. Pero los que iban entrando en Perú se iban encontrando unas sociedades absolutamente posibles, las que describe Levi Strauss en Tristes Trópicos, perfectamente posibles y alternativas. Yo supongo que aquello debía producir un desconcierto absoluto. Porque no era aceptar que aquellos eran humanos, era aceptar que los humanos podían tener una organización completa y radicalmente distinta y que no pasaba nada. Aquello era lo insoportable.

Más artículos de este autor.

Share and Enjoy:
  • Digg
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Yahoo! Buzz
  • Twitter
  • Google Bookmarks
  • Bitacoras.com
  • Google Buzz
  • Meneame
  • Reddit
  • RSS

17 comments to Entrevista con Félix de Azúa

  • Adriana

    Me llama la atención que se refiera a los Aztecas como “unas malas bestias nazis”. Explíquenme esto, que, sobra decir, no lo entiendo. Por lo demás, las preguntas ontológicas siempre son interesantes, con mayor razón cuando las respuestas las enriquecen. De Azúa me hubiese gustado encontrar que la expresión su pensamiento tuviera mayor orden. La hilación de su lenguaje verbal.

  • luis

    mirar el avance de la sociedad desde mi punto de vista solo abarca el 5% de la realidad conceptual, pero al ver los engranajes de los efectos de la evolucion de la sociedad y hacia donde se enrumba con un amplio modo de pensar permitira ver donde el engranaje fallo o salto una pestaña o en su defecto ver como se desarrollo ese adelanto o retroceso.
    Religarse o permitir unirse a un modo de pensar con un ser crador puede aportar mucho a quien asi lo cree, la historia esta llenas de personas que aportaron un pensamiento religioso (servir a los otos) con el afan de poder unir a los seres humanos o por lo menos a los que lo rodean hacia un desarrollo mas espiritual estableciendo un parametro de alejamiento con la violencia o la esclavitud, Gandhy, Lutter King, Maria Teresa, etc, para lograr obejetivos de desarrollo y bienestar que son mal vitos por quienes son o se creen dueños de los estatements de la verdad, de hai que negar el conocimiento, el avance, el progreso, a formado punta de lanza de las elites dominantes a quienes aun les interesa que creamos en sus falsos dioses creadores o caidos del cielo en un plan de dominio perpetuo donde aun la tierra es usurpada por estas elites que incluso se dicen ser decendientes de estos dioses (santo grrial ario) hacia halla nos encaminamos con un gobierno global elitista anuna cuya prioridad ya no sera gobernar los sistemas monetarios sino los productos creando para esto (tal como ya existen hoy) los religiosos-prosumidores.
    Aun la historia desde sus inicios encubre esto con fabulas y leyendas cambiando los nombres de las deidades y acoplandolas al pueblo manipulado y dominado hasta que pierde todo sentido de identidad y su comienzos como sociedad no existen sino como personajes manipulados de estas seudo elites deidicas o de sangre azul aria, connotando pueblos como razas superiores clasificandolas como nordicos rojos, nordicos blancos, los negros, y al ultimo los indigenas tanto americanos, australianos y indues, pero de tanta clasificacion se topan con los vascos que lamentablemente no pueden incluirla en ninguna categoria o raza por su idioma y otras singularidades muy peligrosas para ser clasificados como tal o como esa, etc, se cataloga a atapuerca pero sus concluciones no las pueden incluirlas en las elites cientificas pues es un sacrilegio decir la verdad, o el caso de los CLOVIS que ya fueron superados por otros hallasgoz echos en Brazil, Peru, Ecuador, Argentina, etc, donde incluso se cataloga sus origenes en casi superiores a 500 mil años, sin mencionar el allago de un condor de casi el porte de una avioneta mediana llamado argentinosaurio, ….pero se le da valor a allasgos elitistas sin sustento academico ni veracidad de un diente y practicamente con este diente se creo una quimera llamado iguanodonte luego se comprobo con estudios verdaderos que era el diente de un puerco extinto hace 500 mil años, o el caso del craneo de PLIMWOOD que resulto ser de un chimpance y la quijada de un niño normal unidos, la desaparicion de el craneo de PEKIN o el ROBO o HURTO de las placas escritas en idioma antiguo y alladas en la Cueva de los tayos de ECUADOR y algunos objetos mas allados en la misma cueva que habla del diluvio y del seudo dios SUN-KI muy parecido a EN-KI (Babilonia) ambos denominados dios de las aguas, estas mismas seudo deidades que ordenaron al hombre y a sus creaciones que ser canibales es absorver las vitalidad del enemigo.
    Hoy 2010 seguimos atrazadoz en peleas y guerras intestinas ordenadas por los decendientes de estos dioses arios y pregonan que las guerras son ordenes de estos dioses y unos mas acomedidos dicen que DIOS les ordeno estas guerras o matanzas, y el conocimiento y desarrollo de los paises tercermundistas es negada por estas elites que solo desea mano de obra barata y absorven sus inzumos y metaria prima…

  • Lina

    La crueldad de trato a los enemigos, a los “inferiores”, y los sacrificios humanos. Nada que ver con el mito del “buen salvaje”.
    La palabra ilación se escribe sin hache.

  • Soy venezolano y me llama la atencion como el Lic. Feliz se expresa muy despreciativamente de la sociedad catalana, cosa que va mas alla de sus consideraciones como: Cientifico? Filosofo?.

    Por otro lado, grandes y digo GRANDES fisicos actuales y del pasado, han poseido sus creencias en Dios ( o cualquier otra deidad )y pueden considerarse como cientificos y fisicos, ademas de seres humanos.

  • Jaume Subirachs

    Comparto los razonamientos de otros lectores sobre la forma categórica de juzgar a determinados grupos étnicos, apoyándose en el cliché y en una subjetividad que invalida cualquier atisbo de racionalidad en el resto de la entrevista. Humildad señores/as.

  • Davidet

    El Sr. Azúa es un nacionalista español que no se siente cómodo con la lengua y la cultura catalanas, que para él, deberían limitarse a algo folclórico y sin pretensiones. Dicho esto, y siendo yo mismo un nacionalista catalán con idénticos sentimientos hacia la lengua y cultura españolas (opresora, genocida, lengua de sustición de población e instrumento colonial) dabo decir que he pasado un buen rato leyéndole y me ha recordado un poco ciertas ideas que no trabajaba desde hace años. Por cierto, como es eso que los aztecas eran nazis?, vaya dislate…

  • Carmen C.R

    Sencillamente una delicia leer entrevistas como esta.

  • Iggy

    por los comentarios no leere el articulo XD

  • gisela

    “Toda la escuela francesa, de Foucault en adelante, niega la existencia del sujeto, en el sentido en que no existe lo humano”.
    considero que esta frase, tal y como está escrita no puede ser propia de un Dr en Filosofía. Se presta totalmente a equivocación. Negar la existencia del sujeto en Michel Foucault, es derrumbar su hilo de pensamiento. Sujeto sujetado, es verdad, pero es necesario un espacio de libertad por parte de este para poder hablar de relaciones de poder. La temática fundamental de último Foucault (si establecemos tres etapas en su pensamiento)

  • rene

    La historia de el ser humano es un asco ,y esta siempre anclada en el mismo sitio ,no ha evolucionado sino para peor ,miles de años de filosofia, mejor dicho de pensamiento no han cambiado nada, por que el unico cambio posible es personal y aun así es dificil, las personas deveriamos saber que el primer grado para para entablar dialogo con lo se se lee o se escucha es el respeto y el ser humano en general a demostrado no haber dado todavia ese primer paso ,por lo tanto no hablemos de pensamiento profundo sin haber dado el primer paso .Este portal es una opurtunidad para los que como yo, nos gusta perder el tiempo pensando..despues de haber perdidido el tiempo sin hacerlo, aunque esto último fue hace ya muchoooo.

  • rene

    El lenguaje es como la lluvia ,sus gotas te mojan pero no puedes contarlas todas, por eso lo importante es el contexto y captar y entender las ideas O parte de ellas.las palabras tienen un significado mas allá del significado académico, es algo muy profundo pués desde una representacion inicial como un contenido encerrado en un continente( definición) ,tanto la parte contenido y la continente de las mismas a su vez tienen contenidos y continentes cada una. por lo tanto el lenguaje el algo que no comprendemos del todo vamos yo diria nada. su magia es que siendo algo todavía tan incomprensible ,sin embargo somos capaces de expresar con este cosas muy concretas e ideas , aunque no exactas .Si que hay evidentemente una razón que piensa maneja y utiliza esto que es el lenguaje, lo importante sin duda es entender ,y no todo el mundo tiene la capacidad desarrollada del pensar,sabemos que pensamos pero no el cómo ,solo sabemos que pensamos aunque esto sea absolutamente primario y lo demás los conceptos creados irrealidades que no axisten como dice el AZUA

  • rene

    LA entrevista del SR AZUA es un maravilloso dialogo, que da para mucho, mucho de esto .sobre la primera cuestión la del sentido de la vida ,me parece una de las mas grandes cuestiones del ser humano. para mi esta cuestión actualmente me parece caduca ,no me interesa lo más mínimo buscarle un sentido a la vida ,particularmente pienso como el SR AZUA en esto ,a mi parecer no hay un ente real o subjetivo que sea ”sentido de..” por ejm.dentro de la vida si hay obviamente circunstancias y hechos , obviamente tambien hay materia ,pero algo como ”sentido” es algo creado por el ser humano por lo tanto irreal, o solo pensamiento . que uno puede buscarle sentido a las cosas de acuerdo, uno forma simplemente su propia realidad,pero esto no puede ser dogma o regla y hay entra el problema pues todos los dogmas que le buscan un sentido determinado no aceptan de ninguna manera lo indeterminado u el no sentido, la religiones monoteístas no aceptan lo finito ni lo indeterminado por lo tanto no aceptan el no sentido de la vida, tampoco el arte en si tiene ningún sentido es simplemente un hecho circunstancial de lucidez ,claridad o entendimiento , pienso que la ciencia exactamente igual es circunstancial del desarrollo de la inteligencia. ¿pero si no tienen sentido todas estas ,que? bueno ,lo que si podemos decir es que estas ,lo que si son es particularmente UTILES , caminos de desarrollo incluso de gozo. no encuentro el sentido de transcendencia de la vida y de las cosas sino venida de cierta falta de claridad , entendimiento y lucidez, y luego si uno no aguanta o acepta lo que ha entendido puede adscribirse a cualquier doctrina salvadora ,que es gratis.

  • HAL-

    Y este señor habla de conocimiento y lo primero que suelta es el siguiente comentario demagogo “Porque ¿si cree en dios cómo va a ser físico? Hay una incompatibilidad absoluta. Él a lo mejor no se da cuenta pero es absolutamente imposible defender la Física actual y la existencia de Dios. Eso, en según qué sociedades, como la catalana, no importa”. Concluir, que en la sociedad catalana no importa la coherencia solo porqué alguien, a su parecer y solo a su parecer, no lo es, me parece un insulto a quienes si queremos saber como funciona el mundo. Muy curioso este señor, muy curioso…Por si acaso, no voy a leer nada mas de el, no fuera caso que me pasara como en la edad media, que tanto oir que la tierra era plana algunos se lo creyeron.

  • admin

    Algunos de los comentarios no se han publicado al no seguir nuestra política de comentarios, en la sección “acerca de”. Esta es una revista de pensamiento: la discrepancia es bienvenida; el insulto, no. Cualquier comentario insultante será retirado. Muchas gracias por vuestra comprensión,
    Los editores

  • mangstadt

    “[Religión, filosofía y ciencia y arte] son tres grandes máquinas que han ido perdiendo fuerza, ralentizándose y están al borde de detenerse. La religión, desde luego. Siempre me refiero a la sociedad occidental y a los países avanzados. La religión ha desparecido, tiene una función privada.”
    En Occidente, para bien o para mal, hemos tenido el beneficio de la Ilustración, que entre otras cosas desplazó la religión al ámbito estrictamente privado. En civilizaciones como la islámica están muy necesitados (en mi opinión “occidental”) de la purga que supondría la experiencia de algo parecido a nuestra Ilustración. Les queda un poco de tiempo todavía. Si tenemos en cuenta que su calendario empieza en el año 622 de nuestra era, el año de la huida de Mahoma de La Meca a Medina (la hégira), estarían al final del siglo XIV, pero debido a que sus años son lunares y tienen 354 o 355 días, están en el año 1431, en la Edad Media de todas formas, un tiempo en que la teocracia campaba por sus respetos en lo que habría de convertirse en el corazón de Occidente. Con la exposición a las ideas ilustradas y tras muchos avances sociales, la teocracia apenas tiene cabida en los sistemas políticos de los países de Occidente, hay una separación entre Iglesia y Estado, a veces menor de lo deseable pero separación al fin y al cabo.
    Al margen de esto, quizá el sentido de la vida consista en vivir cada uno su vida de manera tal que en cualquier momento pueda pararse a preguntarse: ¿Ha merecido la pena?, ¿estoy haciendo lo que debo?, ¿lo volvería a hacer?.
    O como se preguntan dos personajes de Joseph Heller en Catch-22: “What is the point? … What the hell’s the point?
    … Who the hell knows?”

  • Daniel Sebastià Almeria

    El sentimiento nacionalista catalan, español, portugués o taiwuanes no tiene porqué ir relacionado con las creencias religiosasNo sé que tiene que ver ese comentario con relexionar sobre el sentido de la vida del ser humano en general. Si el Sr. de Azúa, al que se entrevista por su teórica erudicción, no es capaz de hablar del ser humano universal, sin arremeter, de forma poco respetuosa, contra diferentes identidades políticas actuales o históricas, no merece ser escuchado seriamente.

  • Beta

    Muy interesante. Me ha abierto la mente a nuevos pensamientos sobre los que reflexionaré.
    Ridículos, algunos comentarios… Y lamentable que hayan tenido que eliminar insultos.

Leave a Reply

You can use these HTML tags

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>