¿Qué es el conocimiento? Por Eduardo Angulo

This post is also available in: Inglés, Catalán

En primer lugar, conocer no es imaginar. Conocer es atrapar la realidad, es aprender la realidad. Aunque, y ocurre a menudo, lo imaginado acaba formando parte esencial de la realidad.  Pero dejemos eso, es otra historia. La única realidad que conocemos es la que llega a nuestro cerebro. Para conseguirlo, entre la realidad, externa o interna, y el cerebro debe haber traductores de esa realidad al lenguaje del sistema nervioso, al lenguaje por medio del cual se comunican entre sí las neuronas, al único idioma que comprende nuestro cerebro. Esos traductores son nuestras células sensoriales y los receptores que tienen, en general, en la membrana celular. Así, los fotorreceptores traducen luz a lenguaje del sistema nervioso por medio de receptores que responden a determinadas longitudes de onda; los quimiorreceptores, en los epitelios gustativo y olfatorio en nuestra especie, reaccionan a la presencia de determinadas moléculas; los mecanorreceptores responden a los movimientos que deforman las células; y, por no extenderme en otras especies, nuestros termorreceptores traducen a sistema nervioso los cambios de temperatura.

Sin embargo, nuestras células sensoriales no alcanzan a convertir en lenguaje del sistema nervioso todo el espectro posible del estímulo que traducen. Por ejemplo, nuestros fotorreceptores están encerrados entre valores máximos y mínimos de longitudes de onda de la luz fuera de los cuales somos incapaces de captar esta energía. Así, no alcanzamos a detectar la luz en longitudes de onda del infrarrojo y del ultravioleta, que se sitúan por debajo y por encima de las longitudes de onda que podemos captar. Pero, para eso está la imaginación en nuestra especie: alguien imaginó cómo sería ver en esas longitudes de onda y fabricó un aparato que traducía esa luz a aquella que nuestros fotorreceptores detectan. De esta manera hemos convertido lo invisible en visible, lo que no podíamos conocer en algo reconocible.

Por tanto, lo que conocemos es lo que nuestros sentidos permiten que conozcamos. Pero no es tan sencillo; nuestros sentidos traducen pero es nuestro cerebro quien conoce y, también, quien filtra lo que vamos a conocer. A menudo, sólo llegamos a conocer lo que reconocemos, es decir, aquello que ya conocíamos, si no lo mismo, algo similar. Y, por el contrario, aunque nuestros sentidos lo traduzcan nuestro cerebro puede desechar aquello que no conoce (o que no reconoce). Sólo se encuentra lo que se busca. Creo que sólo los genios, y el resto de la humanidad en algún instante genial de sus vidas, son capaces de conocer lo inesperado.

Quizá esto último como mejor se ilustra es con una historia, uno de esos relatos que tanto nos gusta a los científicos. Cuenta Stephen Jay Gould, el ya fallecido biólogo evolutivo y escritor, que uno de los sueños de si vida había sido visitar algún día la garganta de Olduvai, en Kenia, donde los Leakey llevaban décadas encontrando fósiles de homínidos, esenciales para comprender la historia evolutiva de nuestra especie. Cuando por fin viajó a Olduvai, allí conoció a la famosa Banda de los Homínidos, un grupo de científicos y nativos extraordinariamente preparados y capaces de reconocer en el campo los diminutos y fragmentados fósiles de nuestros remotos antepasados. Hasta la llegada de Gould, este grupo de expertos no había encontrado conchas fósiles de moluscos. Pero Gould era un experto malacólogo que había hecho su tesis doctoral estdiando las poblaciones de pequeños caracoles terrestres en las islas del Caribe. Cuando visitó la famosa garganta, Gould no paró de encontrar fósiles de moluscos mientras que fue incapaz de reconocer los fósiles de homínidos. En resumen, zapatero a tus zapatos, o, como decía antes, sólo los genios son capaces de cambiar de gafas y seguir adelante sin tropezarse. A los demás nos queda que nos informamos con los sentidos, hasta donde podemos, y conocemos con el cerebro, lo que nos deja.

Más artículos de este autor.

Más respuestas a esta cuestión.


Share and Enjoy:
  • Digg
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Yahoo! Buzz
  • Twitter
  • Google Bookmarks
  • Bitacoras.com
  • Google Buzz
  • Meneame
  • Reddit
  • RSS

Leave a Reply

You can use these HTML tags

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>