Metafísica

This post is also available in: Inglés

Metafísica
Palabra formada a partir de la expresión tà metà tà physiká. Significa, literalmente, lo que va después de la física o lo que hay más allá de la física. Metafísica designa hoy tanto una parte de la filosofía como una forma de actividad filosófica. En este caso, implica el reconocimiento de que el filósofo se enfrenta a problemas relacionados con el ser, no necesariamente reconocidos como reales por toda la Filosofía. La expresión fue utilizada por primera vez por Andrónico de Rodas, un aristotélico del siglo I que editó una serie de obras de Aristóteles que permanecía inéditas y que, de hecho, configuran el corpus aristotélico tal cual hoy lo conocemos. Se trata de textos redactados para uso en el interior del Liceo y de temática e incluso estilo muy diferente a los publicados en vida de Aristóteles. Andrónico procedió a una ordenación de los textos según su propio criterio y, tras haber publicado los relativos a la naturaleza, con el titulo de Física (fisis es naturaleza en griego) situó una serie de rollos (14 en total) a los que denominó tà metà tà physiká. Hay autores que sostienen que Andrónico les dio este nombre al ver que trataban de asuntos de difícil comprensión, de modo que los tituló “los que van después de los de física”. Otros, en cambio, afirman que Andrónico sabía que trataban del núcleo central de la filosofía: aquello que trasciende a lo meramente físico. En ellos se plantea el problema del ser, de si hay algo y, en caso afirmativo, por qué hay algo en vez de nada. El último gran metafísico ha sido Martin Heidegger. La filosofía analítica, en cambio, se ha pronunciado de una forma crítica frente a este tipo de cuestiones: se trataría, dicen sus representantes, de puros enredos lingüísticos. Preguntar por el ser como entidad es ignorar cómo opera gramaticalmente el verbo ser, pura cópula entre sujeto y predicado. De manera que preguntarse si lo que es puede dejar de ser carece de sentido. Se puede reformular la cuestión de un modo muy simple: ¿lo que es verde puede dejar de serlo? Además, las proposiciones de la metafísica (incluyendo las relativas a la existencia de Dios), dicen los analíticos, no son verificables, en cambio sí lo son las de la ciencia. No hay manera, por tanto, de saber si son verdaderas o falsas, lo que significa que carecen de significado. Que la palabra nazca con Andrónico y referida a obras aristotélicas no implica que los autores anteriores no se hubieran planteado cuestiones metafísicas. De hecho, buena parte de la filosofía llamada presocrática trata de asuntos hoy caracterizados como metafísicos y Nietzsche afirma tajantemente que el creador de la escisión metafísica es Platón.

Share and Enjoy:
  • Digg
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Yahoo! Buzz
  • Twitter
  • Google Bookmarks
  • Bitacoras.com
  • Google Buzz
  • Meneame
  • Reddit
  • RSS

Leave a Reply

You can use these HTML tags

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>